¿A cuánto va el kilo de renovable?

A día de hoy, parece ya evidente que es ineludible la emergencia y extensión del uso de las energías renovables, de las energías limpias. No se trata de una cuestión de rentabilidad sino de necesidad. Es difícil pensar (ver, por ejemplo, la entrada “¿Ahorro energético? Mejor decrecimiento”) que las energías fósiles sean capaces de atender la demanda de hoy y menos la que habría si el mundo fuese menos desigual (permitir que todos los países que hoy están por debajo llegasen a un consumo energético semejante al español multiplicaría la demanda mundial por dos). Y eso sin hablar del cambio climático.

Entonces, lo que debiéramos plantearnos hoy es qué hacer para enfrentar esa necesidad. Y esto no puede ser otra cosa que empezar a dedicar recursos sustanciales en favor de las renovables.

¿Cuántos recursos? Muchísimos. Pero ¿cuánto es muchísimo? De eso va esta entrada.

Un ejemplo del paso desde un sistema basado en la energía fósil a otro “todo renovable” es el de la isla de El Hierro, del que ya hablaba la entrada “El riesgo del autismo energético” y del que dicen que dicen que es un ejemplo a seguir y que es un referente mundial. Tiene un interés especial por tratarse de un sistema “aislado”, que no se relaciona, ni para bien ni para mal, con otras fuentes de energía: pone de manifiesto lo que aportan las energías limpias en ausencia de un sistema ajeno a ellas [1] [2].

Gorona del Viento, en El Hierro. En primer plano el depósito superior y, al fondo, los molinos. Foto: Endesa

Gorona del Viento, en El Hierro. En primer plano el depósito superior y, al fondo, los molinos. Foto: Endesa

En cualquier caso, es un sistema muy interesante inaugurado en junio de 2014 para sustituir a la central de gasoil que proporcionaba hasta entonces toda la energía que se usaba en la isla y que hoy se conserva como elemento de seguridad.

La energía primaria es eólica, captada por cinco molinos. Alimenta la demanda doméstica (y la muy reducida comercial e industrial) y también a una desaladora, que entrega el agua potable necesaria. Cuando el viento es alto o la demanda baja, el exceso de energía se dedica a elevar agua desde un depósito inferior a otro situado a una cota más alta, almacenando energía. Cuando, por el contrario, el viento es bajo o la demanda alta, se turbina el agua almacenada en el depósito superior [3].

Es evidente que se trata de una alternativa “todo renovable” (a futuro, dicen que se prevé que en 2020 toda la flota de vehículos que circulen por la isla sea eléctrica), que ahorra combustible y que emite menos; su titularidad es mayoritariamente pública (70% pública frente a un 30% de Endesa). En el otro plato de la balanza se puede citar que no ha representado ningún ahorro económico directo al ciudadano, que ha tenido un coste elevado (entorno a los 65 millones de euros), que su viabilidad económica se ha basado en haber sido “indultada” del reciente expolio general a las renovables (puede verse la entrada “El expolio. La agresión a los pequeños productores fotovoltaicos”) y en una subvención del 50% por parte del Ministerio de Industria. Pero lo que es especialmente relevante es que el desarrollo tecnológico asociado a las renovables ha abierto posibilidades nuevas que no tenemos derecho a no aprovechar [4], incluso si, hasta el momento sólo se ha alcanzado el objetivo del 100% renovable a lo largo 4 horas el pasado 9 de agosto [5]

Esto ha tenido muchas aproximaciones, siempre valorando el éxito concreto, considerado como un caso único. Aquí, por el contrario, intentamos su generalización. Extrapolamos los números reales que se asocian a esta experiencia al supuesto de que esta se extienda a toda la península, intentando una aproximación no ideológica de lo que puede representar el necesario viraje renovable.

Podemos plantear tres posibles sistema de extrapolación: escalando la población a la que sirve el sistema, la potencia instalada o la energía consumida. Los ratios a aplicar son los que se recogen en la tabla:

EL HIERRO ESPAÑA PENINSULAR RATIO
POBLACIÓN 10.675 43.393.612 4.065
POTENCIA INSTALADA (Mw) 11,5 102.259 8.892
CONSUMO ENERGÉTICO (Gwh) 43,2 243.486 5.636

Si estos ratios son válidos, de la experiencia de El Hierro podría extrapolarse que, para cubrir la demanda de la península, serían necesarios unos 30.000 generadores (molinos), lo que equivale a aproximadamente 4 molinos por municipio. En Madrid podríamos necesitar unos 1.500 generadores, esto es, unos 70 por distrito.

Desde el punto de vista económico, la inversión necesaria  para una solución 100% renovable en toda la península se situaría en el entorno de los 400.000 millones de euros. A todos se nos escapa el significado de estos números, pero su entidad queda patente si se piensa que representa aproximadamente el 40% de nuestro PIB (si se plantease la reconversión en 20 años, tendríamos que dedicar el 2% del PIB cada uno de ellos).

También tiene interés señalar que se trata de una solución colectiva, a nivel municipal. Si la solución se plantease a nivel individual (lo que implicaría, con toda seguridad, el recurso a paneles solares con un coste más alto), cada uno de nosotros tendríamos que invertir casi diez mil euros (casi 30.000 € una familia compuesta por tres miembros). Desde luego no parece poco.

Otra cuestión que puede ser extrapolada es el otro gran elemento de la solución: los depósitos que permiten el almacenamiento de la energía. Para estos el procedimiento es algo más complejo, ya que lo que es extrapolable es la energía y esta es el producto de la diferencia de cota entre los depósitos superior e inferior por el volumen de agua que se mueve, y la diferencia posible de cotas es muy diferente entre municipios (baste comparar el caso de un municipio mesetario con otro pirenaico). Teniendo en cuenta esto, el volumen del conjunto de depósitos que sería necesario para la alternativa todo renovable en toda la península está en el entorno de los doce mil millones de metros cúbicos (implicaría un incremento del volumen de embalse actualmente existente, sin balsas de riego, de algo más del 20%) [6]. No se ha incluido en el análisis la repercusión económica de este incremento del volumen de depósito necesario.

¿Qué intentamos decir? Simplemente que de acuerdo con que es ineludible abordar el cambio del paradigma energético actual a otro basado en las energías renovables, pero que es necesario ser conscientes de que esa migración tiene unas repercusiones tremendas, económicas y de todo tipo.

Como consideración final interesa poner de manifiesto que los números presentados tan sólo tienen la intención de reflejar el orden de magnitud de las implicaciones y que estas, con toda seguridad, serán significativamente mayores, ya que, como es lógico, el lugar donde se lanzan los nuevos sistemas son los que reúnen mejores condiciones para ello. No son necesariamente los mejores pero sí alguno de los muy buenos, por lo que extrapolar sus datos a los medianos y a los malos infravalora el coste. Baste señalar que la solución de El Hierro se sitúa en una isla con buenos vientos y un relieve muy abrupto y en el que se aprovecha el cráter de un volcán como depósito superior, lo que no se reproduce en ninguna de las grandes concentraciones urbanas españolas. Basta con pensar en que la solución está descartada (al menos por ahora) en las islas próximas de Fuerteventura y Lanzarote, también con buen viento pero demasiado planas.

NOTAS PERFECTAMENTE PRESCINDIBLES

[1] http://www.goronadelviento.es/index.php?accion=articulo&IdArticulo=139&IdSeccion=89

[2] http://eldia.es/canarias/2014-01-15/57-WWF-pone-Hierro-ejemplo-mundial-apuesta-renovables.htm

[3] Comunicación especial presentada en las X Jornadas Españolas de Presas (Sevilla 2015).  http://www.spancold.es/paginas/lista_publicaciones.asp?Categoria=OP_JEP

[4] http://www.goronadelviento.es/index.php.

[5] http://politica.elpais.com/politica/2015/08/19/actualidad/1440011621_076483.html

[6] El proceso seguido ha sido el siguiente: se han mantenido los ratios que permiten el paso directo desde la isla de El Hierro al conjunto de la península, se ha estimado la diferencia entre las cotas máxima y mínima de cada uno de los municipios peninsulares (el desnivel municipal máximo), se ha calculado la media de estos desniveles ponderada por la población municipal (419 m) y se ha obtenido el ratio de conversión por el factor desnivel como cociente entre el desnivel de El Hierro y la media peninsular anterior. Resulta ratio por desnivel de algo más de 3,5. Ello quiere decir que se ha supuesto que, como media, es posible establecer en un salto con un desnivel de 180 m.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Energía y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a ¿A cuánto va el kilo de renovable?

  1. Luis García dijo:

    Muy interesante artículo. Me parece muy buena idea de tomar Gorona del Viento como referencia, por eso de que es un sistema aislado con vocación de autosuficiencia. Parece claro, por tanto, que necesitaríamos entre 4.000 y 9.000 goronas del viento para hacer renovable no ya todo el suministro de energía de España sino el suministro de electricidad (más o menos la mitad del total).
    Una nota por si acaso: una de las extrapolaciones conduce a 30.000 aerogoeneradores. Alguien podría argumentar que esa no es una cantidad desorbitada: en España ya hay más de 20.000 molinos operativos y nos ha llevado apenas 15 años instalarlos. En realidad, los aerogeneradores que tenemos instalados son más pequeños que los que se instalan ahora porque la tecnología ha evolucionado en ese sentido. Los de Gorona del Viento son de 2,3 MW mientras que el aerogenerador medio del parque español es de 1 MW. Así que la referencia del número de molinos puede llevar a engaño.
    Me quedo con la referencia puramente económica: 400.000 millones de euros. Y abusando un poco de la oportunidad que da este foro, hago mi propia extrapolación: es como construir 11 veces la red de AVE que tenemos (supongo 2.400 km a 15 millones de euros por km).
    Y abusando un poco más, pongo aquí el enlace a otro artículo (mío) donde también se evalúan las renovables (eólica) en relación con las convencionales (petróleo):
    http://lasendadelcrecimiento.blogspot.com/2014/02/molinos-vs-pozos-el-dilema-de-las.html

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.