Algunas gotas de agua. (IX) El “nilómetro”.

El historiador griego Heródoto decía que Egipto era un don del Nilo.

Fuente de vida y de prosperidad, el río Nilo fue fundamental en el nacimiento de la civilización egipcia y marcó, al ritmo de sus estaciones, la vida de quienes habitaban en sus orillas. Pese a estar situado en una de las zonas desérticas y áridas más extensas del planeta, Egipto acogió una de las civilizaciones más brillantes y ricas de la Antigüedad. Ello fue posible gracias al río Nilo, que desempeñó un papel crucial en la formación y desarrollo de la cultura faraónica. Fuente inagotable de recursos, el Nilo aportó con generosidad el agua y los alimentos necesarios para la subsistencia de los egipcios”, en palabras del National Geographic [1].

Lo anterior no es una exageración. De julio a noviembre, las aguas del Nilo inundaban el valle, dejando, en su vuelta al cauce, una capa de limo que fertilizaba las tierras, así como reservas de agua tras los diques y, en los campos, la humedad necesaria para acometer las labores agrícolas. Este funcionamiento provocaba que, los años “secos”, con desbordamientos pequeños, la superficie de tierra donde se podía sembrar fuera reducida y las cosechas pequeñas, con la consecuente hambruna entre la población. Además, el fenómeno contrario también era frecuente.  Una crecida grande conllevaba la destrucción  de diques y canales y que aldeas y pueblos enteros fueran arrasados.

Nilometro de Elefantina 1

La forma más sencilla de “nilómetro” es la que se ve en las fotografías: un tramo de escaleras que bajan hasta el río y con marcas regulares numeradas en las paredes. La fotografía corresponde al situado en la isla Elefantina, en las proximidades de la actual Asuán

Como consecuencia de esa dependencia surgió pronto la conveniencia de medir el nivel del agua en el río. Para ello se utilizaba lo que hoy se llamaría “estación de aforos” y que en arqueología egipcia se suele denominar “nilómetro”, una estructura  que se originó en tiempos faraónicos, que continuó siendo usada por las civilizaciones que después dominaron Egipto y que también permitía observar la turbidez y, por tanto, la carga de limos en suspensión .

Nilometro de Elefantina 3

Se aprecian las distintas manos, de distintas civilizaciones, que han operado sobre el mismo concepto de “nilómetro”. La fotografía también corresponde a las escalas situadas en el de Elefantina.

Pero lo que nos interesa resaltar aquí no es tanto el valor arqueológico de los “nilómetros” como su uso: la medida que se leía en el “nilómetro” permitía estimar la cantidad y calidad de la cosecha que se recogería y, por tanto, se tomaba como referencia de la situación económica de la población, lo que determinaba los impuestos que esta debía satisfacer. El agua era el factor esencial, por encima de cualquier otro, que determinaba el nivel de bienestar.

Una consideración final es la relativa a los tiempos verbales. Todo lo hasta aquí dicho se refiere al pasado, y esto es así porque, desde la construcción de la gran presa de Asuán (1970), ha desaparecido para siempre el ciclo anual de inundaciones. Hoy se emplean bombas y fertilizantes químicos, mientras que los limos quedan atrapados en el embalse, al que acabarán colmatando y ya no llegan al delta, hoy en franca regresión.

NOTAS PERFECTAMENTE PRESCINDIBLES

[1] http://www.nationalgeographic.com.es/historia/grandes-reportajes/el-nilo-rio-sagrado-de-egipto_6820

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Agua y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Algunas gotas de agua. (IX) El “nilómetro”.

  1. Nacho el Rubio dijo:

    Me ha gustado mucho la saga de “gotas”. Para divulgación, en torno al minuto 12 de este capítulo de la serie “Erase una vez el hombre” sale esto de aprovechar el Nilo y sus crecidas:

    Se me quedó grabado de pequeño, creo que le puede resultar interesante a más de un@ 🙂

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.