Pensando en agua, saneamiento e higiene, ¿sabías que…?

En muchos lugares de países en desarrollo (escuelas y hospitales, por ejemplo, pero también en las escasa letrinas que existen), la mejor opción para el lavado higiénico de manos lo constituye el “tippy tap”. En la imagen, los “útiles” necesarios para su construcción: dos palos de 2 metros en horquilla, dos palos rectos de 1 metro, útiles para cavar, garrafa de agua, un montón de grava, jabón, cuerda y un clavo y una vela. Esta imagen, al igual que la siguiente, está tomada de http://www.tippytap.org/.

¿Sabías que…? En 2006, Mario Vargas Llosa escribía en El País “la primera conclusión a la que llego es que el objeto emblemático de la civilización y el progreso no son el libro, el teléfono, el Internet ni la bomba atómica, sino el excusado“.

El texto anterior está extraído de la publicación #365ASH. Un año de acciones por el agua, el saneamiento y la higiene como derechos humanos”, elaborada por ONGAWA [1]. Se trata de un calendario que recorre el año comprendido entre los día mundiales del agua de 2017 y 2018 y aporta un dato concreto para cada día (¿sabías que…?) al que acompaña una invitación a una acción individual sencilla y concreta (actúa).

Pues bien, el texto inicial corresponde al día en que redacto esta entrada (6 de abril) y la acción a la que invita a sumarse es simplemente la de mover en redes el artículo citado, para así contribuir a romper el silencio sobre el saneamiento. El artículo es accesible pinchando aquí. ¿Te animas a hacerlo?

También expone (22 de marzo) que, pese a que el agua fue reconocida como derecho humano por Naciones Unidas en 2010, todavía hoy 663 millones de personas no tienen acceso seguro a ella [2]. O que (23 de mayo) mujeres y niñas pasan más tiempo buscando un lugar donde hacer sus necesidades que lo que dedica todo el mundo a ver vídeos en Youtube. O, finalmente (26 de septiembre), que las mujeres y niñas que no tienen recursos para adquirir compresas u otros elementos clave para la higiene menstrual, utilizan trapos, plantas, hojas de periódico o incluso barro con el consiguiente riesgo de infecciones.

Y como continuación, las instrucciones para la construcción del “tippy tap”: 1) Excavar dos agujeros de unos 50 cm de profundidad y separados unos 60 cm; 2) Colocar las horquillas, asegurando que queden niveladas; 3) Rellenar los agujeros con suelo y piedras y compactar firmemente; 3) Calentar el clavo y hacer agujeros en la garrafa; 4) Hacer un agujero en el jabón y pasar la cuerda; 5) Colgar la garrafa y el jabón y rellenar con agua; 6) Atar la cuerda a la garrafa; 7) Y al palo-palanca y 8) Usar la grava para capturar el agua. Tomado de http://www.tippytap.org/

En cuanto a las acciones, estas son muy variadas y van desde la recomendación de poner en práctica los consejos de la “Guía para el ahorro de agua en los hogares” de Ecologistas en Acción hasta replicar la provocación contenida el video  “Global Citizen World Toilet Day Challenge[3], pasando por la de acercarte a este blog, accediendo a la entrada “Londres y Delhi. Tan cerca y tan lejos (en alcantarillado)”. ¡Gracias!

¿Te interesa? Puedes descargar el calendario completo pinchando aquí.

Por nuestra parte, es este blog iremos desgranando el contenido en sucesivas entradas.

NOTAS PERFECTAMENTE PRESCINDIBLES

[1] ONGAWA (Ingeniería para el Desarrollo Humano) es una ONG de Desarrollo  que tiene como misión poner la tecnología al servicio del desarrollo humano para construir una sociedad más justa y solidaria, siendo probablemente sus dos ámbitos fundamentales de actuación los relacionados con el agua y el saneamiento y la energía.

[2] Según datos del Joint Monitoring Programme de la OMS y UNICEF correspondientes al año 2015.

[3] Lamentablemente, el video está en inglés. Habla de que 2,4 miles de millones de personas carecen de acceso al retrete. Para poner de manifiesto lo que significa la ausencia de acceso al retrete en el puesto de trabajo, el día mundial del retrete (19 de noviembre) de 2015 la organización Global Citizen desafió a su personal de Nueva York a subir ocho pisos de escaleras cada vez que tenían que usar el baño (cerró todos los baños salvo el del piso octavo). El video muestra el resultado.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Agua, Salud y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.