Cosas que dicen los gráficos. El crecimiento infernal.

evolucion-a-2008-pib

Evolución a largo plazo del Producto Interior Bruto mundial

Es esta una cuestión que hemos tratado en repetidas ocasiones en este blog: el crecimiento que hemos estado viviendo no es algo que haya tenido lugar siempre. Por el contrario, tan sólo se ha producido en un corto periodo en los últimos tiempos.

Basta echar una ojeada al gráfico que encabeza la entrada [1]. En abscisas, los años contados a partir del calendario cristiano y en ordenadas el Producto Interior Bruto mundial (PIB) [2] expresado en dólares internacionales constantes de 1990 [3]. Nadie podrá negar que el comportamiento histórico de nuestras economías [4] dista mucho de estar caracterizado por un crecimiento continuo. El gran crecimiento sólo ha existido en tiempos muy recientes.

Podemos ir un poco más lejos y descomponer el PIB en sus dos factores: la renta por persona y el número de personas que pueblan el planeta en cada momento, cuyo producto da lugar al PIB mundial.

Las evoluciones de la renta por persona (también en dólares internacionales constantes de 1990) y de la población mundial son las que se reflejan en los gráficos que siguen [5].

evolucion-a-2008-rpc

Evolución histórica a largo plazo de la renta per cápita media mundial

evolucion-a-2008-pob

Evolución histórica a largo plazo de la población mundial

Es patente que también en las componentes del PIB mundial el crecimiento no deja de ser un mero accidente en nuestra historia. Hoy estamos en ese accidente pero, igual que hemos caído en él y por la simple razón de la no infinitud de nuestro planeta, esatmos condenados a salir de él. La historia no avala para nada que la decisión de seguir creciendo sea una buena opción y, mucho menos, que sea inevitable.


Efemérides

Este 22 de abril en el que escribo esta entrada se celebra el día mundial de la (madre) tierra. La hoja del calendario del agua, el saneamiento y la higiene (puedes acceder a él desde la entrada “Pensando en agua, saneamiento e higiene, ¿sabías que…?” o bien directamente pinchando aquí) te dice hoy que “el Día de la Tierra es un buen momento para hablar de biodiversidad, cambio climático,… ideas que asociamos con el color verde. Pero también podemos hablar de marrón, de los 73.000 millones de kilos de heces que depositan los casi 1.000 millones de personas que practican la defecación al aire libre, con graves consecuencias sobre su salud y su entorno ambiental”.

En esa línea, te propone que compartas en redes la infografía “Planeta marrón” (accede a ella pinchando aquí).


NOTAS PERFECTAMENTE PRESCINDIBLES

[1] Los datos utilizados para la elaboración de todos los gráficos de la presente entrada proceden de datos de Maddison  y pueden descargarse en www.ggdc.net/maddison/Historical_Statistics/horizontal-file_02-2010.xls

[2] El Producto Interior Bruto (PIB) es el valor de los bienes y servicios producidos en un año y destinados al consumo final (se excluyen, por tanto, los bienes producidos para producir otros bienes), expresados en términos monetarios. Como ya hemos señalado en alguna entrada anterior, el PIB refleja, a grandes rasgos, la producción total del país destinada al consumo final y es el indicador que los economistas usan para evaluar la riqueza de los países.

[3] La utilización de los llamados “dólares internacionales” permite la comparación entre países descontando la influencia que tiene el distinto coste de la cesta de la compra en los distintos países. Los dólares internacionales es una equivalencia de monedas que incorpora al cambio oficial de estas la incidencia que tiene el diferente nivel de vida en el valor de la moneda. En lugar de reflejar la equivalencia nominal entre monedas establece la relación que permite una paridad en poder adquisitivo entre países. Más concretamente, es la cantidad de unidades de una moneda nacional que se requieren para adquirir la misma cantidad de bienes y servicios en el mercado nacional que se podrían adquirir con dólares de los Estados Unidos en ese país. El factor de conversión se ha tomado de los datos del Banco Mundial . En el último año disponible (2014), el factor de conversión oscila desde alrededor de 0,7 (Noruega o Suiza) hasta valores superiores a 3 (Indonesia, Egipto, India o Madagascar, por ejemplo), pasando por el obvio 1,0 de USA y el 1,13 español.

[4] Como expresábamos, por ejemplo, en la entrada “Algunos dogmas de la religión económica”, el PIB no se refiere al bienestar sino que tan sólo mide la actividad económica

[5] La serie temporal de todos los gráficos de la presente entrada finaliza en 2008, donde lo hacen los datos originales de Maddison. Hemos preferido no extenderla hasta la actualidad por pensar que ello no aporta nada a una evolución histórica que abarca 2.000 años y para huir de las ligeras no coherencias que aparecen siempre que se mezclan fuentes, máxime si se utilizan como patrón los dólares internacionales constantes.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Decrecimiento y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Cosas que dicen los gráficos. El crecimiento infernal.

  1. JCB dijo:

    En 2015 España, quinto país de la eurozona donde más aumenta el PIB por la contabilización de prostitución y drogas http://www.europapress.es/economia/macroeconomia-00338/noticia-economia-espana-quinto-pais-eurozona-donde-mas-aumenta-pib-contabilizacion-prostitucion-drogas-20141017162855.html.
    Todos los temas estadísticos la verdad es que suelen cambiar sus bases de medida cada varios años. Actualmente cuando analizamos el PIB 2016 el Ine fija como base el año 2010.A igual productividad el incremento de la población y la escasez de recursos ya genera incremento de PIB. Curiosamente ahora en el mundo más desarrollado nos tememos que la robotización y la Inteligencia Artificial genere decrementos de PIB por más paro,no compensado por aumento de capital y pensemos que no acabe en excedente empresarial .Vayamos a China, Debe crecer al 9%.Pienso que sí. no hay otra para generar igualdad en el país. Otra cosa es que “se haga bien”. Y aquí discutiremos qué es hacerlo bien.
    El trabajo de nuestras madres no se ha contabilizado como PIB. Hoy se contabiliza el trabajo de la mujer fuera y del servicio doméstico en casa. ¿Esta situación es mala , buena?.Sin duda genera crecimiento de PIB.
    Saludos

    Me gusta

    • Mil gracias JCB por tu comentario, interesante y con el que comparto buena parte de las afirmaciones que contiene, aunque se me hace difícil llegar a entender qué relación guarda con la entrada a la que se refiere.
      Si que creo interesante aportar algunas matizaciones:
      -Comparto que el PIB no es válido como medida de felicidad o bienestar (pese a lo que parecen decir los políticos y los economistas), fundamentalmente porque no mide eso sino sólo la producción, con igual peso para las armas que para los alimentos.
      -También comparto lo chusco que ha sido el cambio en la forma de computar el PIB, incluyendo proxenetismo y tráfico de drogas (cambio por razones de homogeneidad europea, no originado en España). Te invito a leer la entrada anterior “Algunos dogmas de la religión económica“, en la que tocábamos el tema.
      -Comparto la idea de que, entre los que hoy vivimos mejor, hay un miedo a que se acabe el crecimiento “infernal”, aunque creo que más que miedo debe ser un convencimiento de que se va a acabar sí o sí, que ese final va a poner patas arriba este sistema que hoy tenemos y que nos toca decidir a nosotros cuál es el sistema con el que queremos sustituir al que se basa en el crecimiento. Un mundo finito no soporta un crecimiento infinito.
      -Dicho lo anterior, no comparto la idea de que haya un crecimiento que “ser haga bien”. Hoy, en el antropoceno, ya no.
      -No se cuál es el problema que ves en los cambios metodológicos en la determinación del PIB. Desde luego, trabajar con series largas no es algo nuevo, ciertamiente algo más difícil que la comparación entre dos años sucesivos, pero razonablemente resuelto. La procedencia de las fuentes de datos está explícitamente dicha en la entrada.
      -Además, creo que los gráficos que presenta la entrada son suficientemente espectaculares como para soportar el cierto nivel de imprecisión que acompaña a todo tipo medida.
      -También te invito a leer la entrada “La falsedad del crecimiento continuo” como complemento metodológico, no ya a las estimaciones recientes del PIB en el periodo en que este era medido, sino a las estimaciones más alejadas en el tiempo (época romana, por ejemplo).
      -En cuanto a la incidencia del crecimiento de la población en el crecimiento del PIB, en la entrada se recoge la desagregación de la evolución del PIB en sus dos componentes : población y “PIB por persona” y ambas muestran un mismo comportamiento.
      -En cuanto a si la situación es buena o mala, efectivamente creo que hoy no es la cuestión fundamental, simplemente porque el crecimiento económico, material, es imposible a muy corto plazo. La cuestión es cómo hacer frente a una situación de no crecimiento.
      Insisto, gracias por el comentario que, como ves, obliga a seguir pensando en cuestiones que ni los medios ni nuestros representantes o candidatos a serlo tocan (¿por qué?).

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s