¡Sacrilegio! ¡Restricciones al tráfico en Madrid!

¡Oh, dios coche! ¡Por siempre seas bendito y alabado!

¡Oh, dios coche! ¡Por siempre seas bendito y alabado!

Quizá haya sido el tema más comentado del año en Madrid. Por primera vez el Ayuntamiento ha establecido restricciones directas al tráfico en Madrid, prohibiendo la circulación a la mitad de los vehículos [1], algo que, por otra parte, no había ocurrido antes en ninguna otra ciudad española.

La prohibición responde a la aplicación del protocolo de actuación para episodios de alta contaminación por NO2 [2]: En el caso de Madrid y de muchas otras ciudades, cuando la concentración de NO2 supera determinados valores [3] se aplican medidas para reducir la inmisión actuando sobre las emisiones de las principales fuentes de contaminación, que en el caso del NO2 es el tráfico. Seguir leyendo

Publicado en Decrecimiento, Salud, Uncategorized | Etiquetado , , | 2 comentarios

Las dos caras de la malnutrición. Una metáfora de la irracionalidad del crecimiento insensato

buda-obeso-vietnam

En algunas culturas y periodos, la obesidad es el símbolo de la felicidad. La imagen corresponde a un templo vietnamita. El texto de la flecha pide una donación para “pupilos y estudiantes pobres pero estudiosos”

Cuando se bucea un poco en los números que expresan cuestiones básicas de nuestro mundo no es raro encontrarse con situaciones difíciles de explicar. Un caso es el de la situación alimentaria. El del hambre, y no tanto por este como tal, sino por su coexistencia con la, al menos aparentemente opuesta, obesidad.

Pues bien, de esto va la entrada. De malnutrición, que, de acuerdo con un glosario de la FAO [1], es un “estado fisiológico anormal debido a un consumo insuficiente, desequilibrado o excesivo de macronutrientes o micronutrientes. La malnutrición incluye la desnutrición y la hipernutrición así como las carencias de micronutrientes”.

Seguir leyendo

Publicado en Decrecimiento, Desigualdad, Salud | Etiquetado , , , ,

Decrecimiento y desarrollo sostenible

integral-40-horizontal

El nº 40 de la revista Integral (1982) incluía esta pareja de viñetas, firmadas por Jean François Betellier, que, en el marco de lo que expresa esta entrada, podrían parafrasearse como “Del desarrollo… Al desarrollo sostenible

La entrada surge como respuesta a críticas a una entrada anterior (“Decrecimiento. Y eso, ¿qué demonios es?“) en la que se afirmaba que decrecimiento no es desarrollo sostenible. Y las críticas se centran no tanto en la afirmación de desigualdad entre ambos conceptos sino en la crítica al desarrollo sostenible que parece subyacer (y de hecho, subyace) en el texto, en tanto en cuanto su concepto es ya un concepto integrado en el mismo sistema al que pretende (o pretendió) oponerse. Seguir leyendo

Publicado en Decrecimiento | Etiquetado , ,

Londres y Delhi. Tan cerca y tan lejos (en alcantarillado)

Hasta ahora, en este blog, en la categoría de “agua” casi siempre hemos hablado del servicio, del aporte de agua, aunque el saneamiento, el alcantarillado, también es agua. Sirva esta entrada para paliar, al menos parcialmente esa carencia. Hablemos del saneamiento londinense.

Saneamiento en Londres

la-muerte-en-el-tamesis-v1

“El salteador silencioso”. La muerte rema en el Támesis, reclamando las vidas de los que no han pagado para conseguir un río limpio, durante el gran hedor. Punch Magazine (1858). Fuente:   http://www.choleraandthethames.co.uk/thames-gallery/punch-cartoons/#

No es el primero en ser diseñado (Hamburgo, 1842) ni tampoco el más espectacular (el de París, de 1850, forma parte del recorrido turístico), pero cuando se habla de los inicios del alcantarillado moderno en Europa es inevitable referirse a Londres. Y es que en Londres fue donde más claramente se puso de manifiesto que el alcantarillado es, quizá, el elemento esencial de la salubridad pública (en relación con esto, puede verse la entrada “Yo soy antihospitalario. El cólera, la medicina y el alcantarillado”). Seguir leyendo

Publicado en Agua, Salud | Etiquetado , , , ,

Cuando despertó, la corrupción todavía estaba allí (parafraseando a Monterroso)

Efectivamente, en lo esencial, la entrada “La Mafia (española) del Agua sigue en activo” mantiene su vigencia pese al tiempo transcurrido. En ella prometíamos volver sobre el tema de la corrupción y aquí estamos.

Hoy, cuando ya es un hecho que el partido en el gobierno se mantiene y, con él, previsiblemente también la corrupción sistémica en la que nos tiene inmersos, parece saludable recordar algunas cuestiones, sin duda conocidas, pero que, hoy, por viejas y habituales, ya parecen pasadas de moda. Usaremos en gran medida como hilo conductor lo conocido en el caso de la Mafia (española) del Agua [1], relativo a la empresa pública Acuamed.

corrupcion-figura-1-forges

Forges, obviamente.

Empecemos por lo que entendemos como corrupción. Aunque hay otras definiciones más técnicas [2], podemos ceñirnos a la definición de la RAE: “en las organizaciones, especialmente en las públicas, práctica consistente en la utilización de las funciones y medios de aquellas en provecho, económico o de otra índole, de sus gestores”. Seguir leyendo

Publicado en Agua, Otros temas | Etiquetado , , | 2 comentarios

El tiempo es oro

el-tiempo-es-oro

Imagen repetida mil veces en internet. Esta versión proviene de “Fantasías de un poeta desconocido

En una entrada anterior (“El agua, cosa de mujeres…”) y hablando de la problemática de la falta de acceso al agua segura en muchas zonas del mundo ya llamábamos la atención acerca de la mayor perversión que esa falta de acceso implica. Decíamos: “Pero quizá lo más importante sea el tiempo que ocupa [la tarea de acarrear el agua desde el pozo a la vivienda]. Es esencialmente la ausencia de tiempo (libre) lo que impide todo lo demás, desde el descanso hasta la participación activa en el mundo extra-familiar, pasando por el cuidado y la atención a la prole o la capacitación”.

Y es que el tiempo es oro, según el dicho. Pero para unos, oro en lingotes y, para otros (y especialmente, otras), apenas los dorados que venden en el bazar… Porque, si las mujeres emplean muchas horas semanales en el acarreo de agua, ¿cómo es que no salen las cuentas y no se aborda la inversión en redes de abastecimiento que liberaría ese tiempo? Seguir leyendo

Publicado en Desigualdad | Etiquetado , , , | 1 Comentario

El año sin verano de 1816 (3 de 3). Las causas

[Esta entrada es continuación de las previas “El año sin verano de 1816 (1 de 3). Un bicentenario” y “El año sin verano de 1816 (2 de 3). Los efectos”, en las que se relata lo que ocurrió en aquel verano del año 1816, cuyo bicentenario se cumple ahora].

Y todos los desastres que hemos relatado, ¿por qué? Resulta que el año anterior, el 5 abril de 1815…

De acuerdo con su propio relato [1], el gobernador británico de la isla de Java (Indonesia), Thomas Stamford Raffles, escuchó un estruendo de explosiones que interpretó podían ser cañonazos disparados por tropas franco-holandesas en un ataque contra su territorio [2]. Como consecuencia, envió destacamentos marítimos y terrestres para localizar el origen de las explosiones, que cumplieron su misión sin ningún resultado.

Sello conmemorativo

Sello conmemorativo del bicentenario de la gran erupción del Tambora. Tomado de https://www.bbvaopenmind.com/1816-el-ano-sin-verano/

No obstante, al amanecer ya se había aclarado el origen del estruendo. La presencia de cenizas en el aire llevaba a pensar sin dudas en alguna erupción volcánica, que se pensaba podía ser la de algunos de los volcanes habitualmente activos de la isla (Marapi, Klelud o Bromo). Pero era más que eso, era el preludio de la mayor erupción volcánica explosiva de la historia, que había empezado tres años antes y se prolongó hasta julio de 1815 [3]. Seguir leyendo

Publicado en Otros temas | Etiquetado , , | 3 comentarios

El año sin verano de 1816 (2 de 3). Los efectos

[Esta entrada es continuación de la previa “El año sin verano de 1816 (1 de 3). Un bicentenario”, en la que se introduce la singularidad del verano del año 1816, cuyo bicentenario se cumple ahora].

Existen cifras y números de precipitaciones y temperaturas que cuantifican lo extremo que pudo ser el verano de 1816 [1], pero quizá sea más expresivo un simple recorrido por las cosas que pasaron, que se derivaron de las condiciones climáticas de ese verano. Y es que de ese verano se ha dicho que fue “uno de los inviernos más miserables en toda la historia reciente[2],

Houseless and Hungry

Houseless and Hungry. Sir Luke Fildes. 1869. The Graphic. Tomada de http://www.victorianweb.org/art/illustration/fildes/1.html

Por empezar por algún sitio, podemos referirnos a la revuelta “Pan o Sangre” que tuvo lugar en el este de Inglaterra (en Anglia Oriental). La cosecha había sido muy mala, el sector textil estaba en crisis y el precio del trigo se disparó. Como reacción a todo ello, mujeres (y hombres disfrazados de mujeres) ocuparon panaderías, poniendo a la venta el pan al precio que estimaban justo. Incendiaron fábricas de harina y molinos y una multitud llevada por la desesperación y el hambre, armada con palos con tachas de hierro, inició una marcha que fue parada por el ejército. Llevaban banderas con la inscripción “Pan o Sangre[3] [4].

Seguir leyendo

Publicado en Otros temas | Etiquetado , , | 1 Comentario

El año sin verano de 1816 (1 de 3). Un bicentenario

Un bicentenario de lo que algunos han denominado “la última crisis de subsistencia del mundo occidental[1].

9788466785365

1816 fue un año importante. Sin ir más lejos, vio nacer tanto a Frankenstein como al Vampiro, al que, más tarde, Bram Stoker, hibridándole con la leyenda negra de Vlad el Empalador, convirtió en Drácula. Fue el año del nacimiento del terror literario.

41SmWw64HhL._SX311_BO1,204,203,200_Frankenstein y el Vampiro nacieron a la vez en una villa para veraneantes de Ginebra, hijos respectivamente de  Mary Shelley  y John W. Polidori.  Y nacieron en una reunión en la que también estaban Percy Shelley y George (Lord) Byron, quien aportó el poema “Oscuridad”, uno de cuyos versos dice “La mañana llegó y se fue y llegó, y no trajo consigo el día[2]. Seguir leyendo

Publicado en Otros temas | Etiquetado , , | 1 Comentario

¿Y si todos hubiesen sido chinos?

el-roto-deslocalizacio v1n

El Roto. Tomado de “El comercio.es

En la entrada anterior (“¡Que vienen los chinos!“) vimos cómo China había emprendido un camino de crecimiento en lo que se refiere al PIB y a la renta per cápita [1], lo que, en el fondo, no es más que replicar lo que nosotros, los occidentales, hemos hecho unas décadas atrás. Teniendo eso en cuenta, difícilmente podemos nosotros permitirnos el lujo de criticar su comportamiento, al menos sin poner antes en cuestión el nuestro propio y pagar nuestra deuda.

En otras palabras, de acuerdo con nuestra lógica perversa de considerar el crecimiento como un fin, no podemos condenar el crecimiento chino.

A partir de aquí, la pregunta surge de forma casi ingenua. China ha crecido (está creciendo), pero ¿qué pasaría si, al igual que ella, muchos otros países, que hoy forman parte de los desfavorecidos, encontrasen su vía de crecimiento y se pusiesen a ello? ¿Qué repercusiones tendría en el mundo globalizado en que vivimos? Seguir leyendo

Publicado en Decrecimiento, Desigualdad | Etiquetado , , , ,