Pensando en agua, saneamiento e higiene, ¿sabías que…?

En muchos lugares de países en desarrollo (escuelas y hospitales, por ejemplo, pero también en las escasa letrinas que existen), la mejor opción para el lavado higiénico de manos lo constituye el “tippy tap”. En la imagen, los “útiles” necesarios para su construcción: dos palos de 2 metros en horquilla, dos palos rectos de 1 metro, útiles para cavar, garrafa de agua, un montón de grava, jabón, cuerda y un clavo y una vela. Esta imagen, al igual que la siguiente, está tomada de http://www.tippytap.org/.

¿Sabías que…? En 2006, Mario Vargas Llosa escribía en El País “la primera conclusión a la que llego es que el objeto emblemático de la civilización y el progreso no son el libro, el teléfono, el Internet ni la bomba atómica, sino el excusado“.

El texto anterior está extraído de la publicación #365ASH. Un año de acciones por el agua, el saneamiento y la higiene como derechos humanos”, elaborada por ONGAWA [1]. Se trata de un calendario que recorre el año comprendido entre los día mundiales del agua de 2017 y 2018 y aporta un dato concreto para cada día (¿sabías que…?) al que acompaña una invitación a una acción individual sencilla y concreta (actúa).

Pues bien, el texto inicial corresponde al día en que redacto esta entrada (6 de abril) y la acción a la que invita a sumarse es simplemente la de mover en redes el artículo citado, para así contribuir a romper el silencio sobre el saneamiento. El artículo es accesible pinchando aquí. ¿Te animas a hacerlo?

También expone (22 de marzo) que, pese a que el agua fue reconocida como derecho humano por Naciones Unidas en 2010, todavía hoy 663 millones de personas no tienen acceso seguro a ella [2]. O que (23 de mayo) mujeres y niñas pasan más tiempo buscando un lugar donde hacer sus necesidades que lo que dedica todo el mundo a ver vídeos en Youtube. O, finalmente (26 de septiembre), que las mujeres y niñas que no tienen recursos para adquirir compresas u otros elementos clave para la higiene menstrual, utilizan trapos, plantas, hojas de periódico o incluso barro con el consiguiente riesgo de infecciones.

Y como continuación, las instrucciones para la construcción del “tippy tap”: 1) Excavar dos agujeros de unos 50 cm de profundidad y separados unos 60 cm; 2) Colocar las horquillas, asegurando que queden niveladas; 3) Rellenar los agujeros con suelo y piedras y compactar firmemente; 3) Calentar el clavo y hacer agujeros en la garrafa; 4) Hacer un agujero en el jabón y pasar la cuerda; 5) Colgar la garrafa y el jabón y rellenar con agua; 6) Atar la cuerda a la garrafa; 7) Y al palo-palanca y 8) Usar la grava para capturar el agua. Tomado de http://www.tippytap.org/

En cuanto a las acciones, estas son muy variadas y van desde la recomendación de poner en práctica los consejos de la “Guía para el ahorro de agua en los hogares” de Ecologistas en Acción hasta replicar la provocación contenida el video  “Global Citizen World Toilet Day Challenge[3], pasando por la de acercarte a este blog, accediendo a la entrada “Londres y Delhi. Tan cerca y tan lejos (en alcantarillado)”. ¡Gracias!

¿Te interesa? Puedes descargar el calendario completo pinchando aquí.

Por nuestra parte, es este blog iremos desgranando el contenido en sucesivas entradas.

NOTAS PERFECTAMENTE PRESCINDIBLES

[1] ONGAWA (Ingeniería para el Desarrollo Humano) es una ONG de Desarrollo  que tiene como misión poner la tecnología al servicio del desarrollo humano para construir una sociedad más justa y solidaria, siendo probablemente sus dos ámbitos fundamentales de actuación los relacionados con el agua y el saneamiento y la energía.

[2] Según datos del Joint Monitoring Programme de la OMS y UNICEF correspondientes al año 2015.

[3] Lamentablemente, el video está en inglés. Habla de que 2,4 miles de millones de personas carecen de acceso al retrete. Para poner de manifiesto lo que significa la ausencia de acceso al retrete en el puesto de trabajo, el día mundial del retrete (19 de noviembre) de 2015 la organización Global Citizen desafió a su personal de Nueva York a subir ocho pisos de escaleras cada vez que tenían que usar el baño (cerró todos los baños salvo el del piso octavo). El video muestra el resultado.

Anuncios
Publicado en Agua, Salud | Etiquetado , , , , | 6 comentarios

Cola de mujeres a la puerta de un váter

vateres-en-la-flm

Las mujeres no es que falten, es que son invisibles (Feria del Libro de Madrid de 2016)

Estaban dos mujeres en la cola para el váter y una le dice a la otra…

Que las mujeres muy habitualmente tienen que hacer cola para acceder a un váter público y que esto no les ocurre a los hombres es algo que cualquiera puede observar y que debiera ser motivo de reflexión.

Lo decía Leo Heller hablando de la desigualdad de género en el campo del agua y del saneamiento: “el diseño de los váteres públicos es un claro ejemplo de proyecto hecho por hombres y para hombres”. [1]

Si lo miramos con un poco de atención, vemos como, sistemáticamente, la superficie total destinada a los váteres se divide a partes iguales entre las zonas destinadas a hombres y a mujeres, en ocasiones incluyendo la zona de las mujeres el servicio de “atención” a niños.

Esta división “igualitaria” conduce a la “cola de mujeres a la puerta de un váter” que da título a la entrada y que es tema obvio para chistes más o menos casposos. Nada de pensar que el hecho de ser sistemáticamente las mujeres las que han de hacer cola está gritando que las necesidades de unas y otros son distintas, que la igualdad en el acceso al váter puede (en váteres separados) obligar a destinar mayor superficie a la zona de mujeres que a la de hombres.

Cierto, puede que no sea esta la cuestión fundamental, pero sí es una entre muchas, a la que quizá se podría añadir la resistencia de algunas mujeres a ir solas a un váter público.

Esto, que, como parece inevitable, también es objeto de comentarios chistosos fuera de lugar, podría ser visto como reflejo de un temor, actual o atávico. El Informe del Relator Especial sobre el Derecho Humano al Agua Potable y al Saneamiento de julio de 2016 [2], dice textualmente:

Las mujeres temen la violencia de los hombres en los baños públicos y los lugares de defecación al aire libre, así como en los caminos que conducen a ellos. Al parecer, algunas mujeres y niñas que buscaban un lugar para defecar han sido objeto de comentarios groseros, apedreamientos, apuñalamientos y violaciones. La violencia de género también se produce en lugares destinados a recoger agua, bañarse y lavar la ropa. Las agresiones sexuales a niños varones constituyen al parecer un fenómeno común e insuficientemente reconocido que es objeto de escasa atención, ya que la vergüenza y las restricciones o tabúes culturales sobre la homosexualidad disuaden a los niños de denunciar tales agresiones”.

Sí, en el campo del agua no sólo existe lo que habitualmente llamamos desigualdad de género a que nos referíamos en la entrada “La desigualdad de genero también en el agua”. También la violencia explícita de género está muy presente.

NOTAS PERFECTAMENTE PRESCINDIBLES

[1] Leo Heller es el actual Relator Especial sobre el Derecho Humano al Agua Potable y al Saneamiento. La cita proviene de una charla organizada por ONGAWA  que tuvo lugar en Madrid el pasado 14 de diciembre.

[2] Se trata del segundo informe de 2016 (https://documents-dds-ny.un.org/doc/UNDOC/GEN/G16/167/00/PDF/G1616700.pdf), que se centra en la desigualdad de género y que es de lectura obligada.

Publicado en Agua | Etiquetado , , ,

La reivindicación de los Derechos Humanos. Una asignatura olvidada entre nosotros

Nuevo "recao" de Acción Poética. Vigilante de sucursal de banco: quizá un nuevo puesto de trabajo...

Una de las intervenciones vistas en el barrio y firmadas por Acción Poética Retiro

De un tiempo a esta parte es recurrente el debate acerca de la necesidad y la conveniencia de establecer una renta mínima universal [1], que (casi) siempre se defiende desde el punto de vista asistencial (como medida para hacer frente a los estragos que ha causado la última crisis) y que (casi) siempre es atacada con base en lo presuntamente inasumible que resulta su coste [2].

Ante esto, ¿qué tal si hablamos de Derechos Humanos (“DH”), así, con mayúsculas? Seguir leyendo

Publicado en Agua, Desigualdad | Etiquetado , , , ,

Calentando Madrid (y no es el ayuntamiento quien lo hace)

terraza-caldeada

La imagen está tomada en la mañana del 24 de noviembre pasado en una céntrica calle madrileña y es, cuando menos, chocante. Cinco estufas eléctricas calentando una pequeña terraza, abierta y completamente vacía, quizá a la espera de la llegada de clientes.

Los clientes llegarán y podrán pagar, y pagarán, el suplemento de terraza, que incluirá, a buen seguro, el coste de la energía consumida por las estufas.

Los clientes pueden pagarlo, pero ahora, cuando existen unas exigencias básicas de ahorro de energía en edificación [1]  y los edificios están obligados a disponer de un certificado de eficiencia energética [2], ¿tiene algún sentido una terraza como la de la fotografía? Seguir leyendo

Publicado en Decrecimiento, Energía | Etiquetado , , , | 1 Comentario

Y si consiguiésemos erradicar la enfermedad y la muerte…

donde-esta-wally-v1

Un poco apelotonados si estaríamos, sí… Imagen de la serie “¿Dónde está Wally?”, tomada de “Elmulticine.com“.

La idea de que la ciencia va camino de conseguir la inmortalidad es algo muy común y también deseado. Por ejemplo, Aubrey de Grey, al que califican de “célebre biogerontólogo”,  declaraba que: “Pensar que podemos vivir 1.000 años es una cifra conservadora[1].

Esta entrada no va de ciencia ficción, sea esta una visión adelantada del mundo o un puro sueño (quizá pesadilla). No va de la posibilidad o no de alcanzar esa inmortalidad, sino sobre lo que querría decir que eso llegase, más allá de que, como dibujaba Forges, tendríamos que soportar varios siglos sin Iniesta y su gol [2]. La idea es imaginar ese mundo futuro, en el que nadie enfermaría ni moriría, eso sí, sin cambiar nuestros hábitos profundos. Seguir leyendo

Publicado en Decrecimiento, Desigualdad, Salud | Etiquetado , ,

Cosas que dicen los gráficos. Consumo de energía versus poder adquisitivo.

energia-rpc-1

Relación por países entre el consumo energético y el poder adquisitivo, ambos por persona. Fuente: para energía, World Bank, para datos de renta, Human Development Data (1980-2015)

El gráfico que encabeza esta entrada refleja, para cada país, la relación entre el consumo de energía y la renta, ambas por persona y expresada la segunda en dólares internacionales, para así tener en cuenta las diferencias entre los poderes adquisitivos de las distintas monedas en cada uno de los países [1]. Seguir leyendo

Publicado en Desigualdad, Energía | Etiquetado , ,

Afortunadamente, todos los muertos eran de tercera

La frase del título es una forma de expresar cómo se asigna distinto valor a la vida humana, en función de quién es el muerto. Se dice que proviene de un titular periodístico que hablaba de una catástrofe ferroviaria [1]. Por entonces existían vagones de tres clases, que iban de primera a tercera en función de la comodidad y del precio del billete.

camino-de-los-yungas

El Camino de los Yungas, en Bolivia, de uso obligado para la población local. Pasa por ser la carretera más peligrosa del mundo y, como tal, es una atracción turística para viajeros que gustan de emociones fuertes . Imagen tomada de Mirror.

A partir de aquí, esta entrada,  continuación de otra anterior en la que se abordaba la desigualdad de la valoración del tiempo entre países (“El tiempo es oro”), se refiere a eso, a cómo la economía, el mercado, conduce a que se valoren las vidas en función de quién se trate. Seguir leyendo

Publicado en Desigualdad | Etiquetado , ,

¡Sacrilegio! ¡Restricciones al tráfico en Madrid!

¡Oh, dios coche! ¡Por siempre seas bendito y alabado!

¡Oh, dios coche! ¡Por siempre seas bendito y alabado!

Quizá haya sido el tema más comentado del año en Madrid. Por primera vez el Ayuntamiento ha establecido restricciones directas al tráfico en Madrid, prohibiendo la circulación a la mitad de los vehículos [1], algo que, por otra parte, no había ocurrido antes en ninguna otra ciudad española.

La prohibición responde a la aplicación del protocolo de actuación para episodios de alta contaminación por NO2 [2]: En el caso de Madrid y de muchas otras ciudades, cuando la concentración de NO2 supera determinados valores [3] se aplican medidas para reducir la inmisión actuando sobre las emisiones de las principales fuentes de contaminación, que en el caso del NO2 es el tráfico. Seguir leyendo

Publicado en Decrecimiento, Salud, Uncategorized | Etiquetado , , | 2 comentarios

Las dos caras de la malnutrición. Una metáfora de la irracionalidad del crecimiento insensato

buda-obeso-vietnam

En algunas culturas y periodos, la obesidad es el símbolo de la felicidad. La imagen corresponde a un templo vietnamita. El texto de la flecha pide una donación para “pupilos y estudiantes pobres pero estudiosos”

Cuando se bucea un poco en los números que expresan cuestiones básicas de nuestro mundo no es raro encontrarse con situaciones difíciles de explicar. Un caso es el de la situación alimentaria. El del hambre, y no tanto por este como tal, sino por su coexistencia con la, al menos aparentemente opuesta, obesidad.

Pues bien, de esto va la entrada. De malnutrición, que, de acuerdo con un glosario de la FAO [1], es un “estado fisiológico anormal debido a un consumo insuficiente, desequilibrado o excesivo de macronutrientes o micronutrientes. La malnutrición incluye la desnutrición y la hipernutrición así como las carencias de micronutrientes”.

Seguir leyendo

Publicado en Decrecimiento, Desigualdad, Salud | Etiquetado , , , ,

Decrecimiento y desarrollo sostenible

integral-40-horizontal

El nº 40 de la revista Integral (1982) incluía esta pareja de viñetas, firmadas por Jean François Betellier, que, en el marco de lo que expresa esta entrada, podrían parafrasearse como “Del desarrollo… Al desarrollo sostenible

La entrada surge como respuesta a críticas a una entrada anterior (“Decrecimiento. Y eso, ¿qué demonios es?“) en la que se afirmaba que decrecimiento no es desarrollo sostenible. Y las críticas se centran no tanto en la afirmación de desigualdad entre ambos conceptos sino en la crítica al desarrollo sostenible que parece subyacer (y de hecho, subyace) en el texto, en tanto en cuanto su concepto es ya un concepto integrado en el mismo sistema al que pretende (o pretendió) oponerse. Seguir leyendo

Publicado en Decrecimiento | Etiquetado , ,